El Proyecto

ECOKIWI DE ASTURIAS es un proyecto familiar de la mano de Inmaculada Pérez, localizado en el valle del río Piloña, en la localidad de Antrialgo,  perteneciente a la parroquia de Villamayor.  Se encuentra a espaldas de El Sueve, macizo calcáreo que surge junto al mar en la costa centro-oriental asturiana.

En este entorno comenzamos, con la inestimable ayuda de Cándido Peiteado, plantando en invernadero las semillas contenidas en una docena de kiwis. Después de dos años de mimar las plántulas, trasplantamos en enero de 2006.  A finales de 2009 contábamos con una hectárea de terreno de cultivo ecológico certificado de kiwi Hayward (Actinidia deliciosa).  Desde 2018 disponemos de otra media hectárea en la que hemos incluido algunas plantas de kiwiño, baby kiwi o kiwiberry (Actinidia arguta).

El kiwi, a pesar de no ser una variedad autóctona se adapta perfectamente a las condiciones edafoclimáticas de las vegas asturianas y por ello ya es el tercer cultivo en Asturias por detrás de la manzana y los arándanos. Al haber escogido un cultivo totalmente adaptado no tenemos que aplicar  tratamientos para plagas y ahorramos mucha agua, por lo que logramos un mínimo impacto a causa del cultivo.

Entendiendo el cultivo como un todo orgánico, también colaboramos en la conservación del medio ambiente y evitamos la contaminación de la tierra, el agua y el aire. Un elemento muy simple y relevante a la vez, es el desarrollo de setos perimetrales que preservan y aumentan la biodiversidad, crucial para nuestra alimentación.

Recolectamos siempre a mitad de noviembre para asegurarnos de que el fruto alcanza los 7 ºbrix en la planta (a la venta >10ºbrix), lo que garantiza un fruto con las necesarias propiedades nutritivas y un gran valor organoléptico.

 

Algunas fotos de nuestra plantación de Kiwis